Claves para tener una excelente circulación


La circulación tiene como finalidad llevar la sangre a todos los órganos del cuerpo, a través de los capilares y las arterias, con el objetivo de integrarlos y hacerlos funcionar en conjunto. El proceso o la acción de circular de la sangre es más o menos sencillo: El corazón bombea la sangre, a través de este sistema de ductos, irrigando a lo largo y ancho de nuestro cuerpo el líquido rojo que es portador del valioso oxígeno y de los nutrientes que necesitan las células de todos nuestros órganos.

Esta sangre retorna por otros canales llamados venas y llega hasta el corazón; para luego ser bombeada a los pulmones; donde nuevamente se oxigena y se repite el proceso. Una mala circulación puede causar serios problemas en las arterias y capilares; como la arterosclerosis; que puede hacer que se obstruyan dificultando el desplazamiento de la sangre y causar enfermedades como: infarto al corazón, gangrenas, trombosis y derrame cerebral.

Igualmente, la obstrucción en los ductos de retorno; puede causar problemas de menor gravedad, pero que muchas veces son muy molestos y dolorosos, como: las hemorroides, las várices, arañas vasculares y hasta celulitis. Evitar las ropas ajustadas; sobre todo la ropa interior y los calcetines, las prendas demasiados ceñidas no favorecen, en nada a la pérdida de peso, una circulación venosa de adecuado retorno.

Debemos estar en movimiento; no es saludable estar mucho tiempo sentados o de pie. El ejercicio es muy bueno y efectivo tanto para la circulación de abastecimiento; como para la de retorno. Es recomendable caminar por lo menos 40 ó 50 minutos al día; además de cualquier deporte que se practique; así la presión muscular hará que los vasos se mantengan activos.

Cómo masajearse las piernas


Es recomendable hacerse masajes en las piernas; siempre de abajo hacia arriba y desde el tobillo hasta los muslos. Y para el descanso de las piernas practicar el drenaje postular que no es más que la elevación de las extremidades en ciertos momentos del día.

Es importantísimo la calidad de la dieta para evitar el consumo de antidepresivos; no existen determinados alimentos que influyen directamente en la circulación. Pero una alimentación balanceada baja o libre de grasas saturadas impide la formación de placas que obstruyen las arterias. Debemos beber abundante agua, ingerir muchas frutas, legumbres y hortalizas. Preparar nuestras comidas con aceite vegetal de preferencia de oliva, maíz, canola o girasol. Comer menos carnes rojas y más pescado y productos del mar.

El calor y la circulación no son buenos aliados; por eso hay que evitar las áreas muy calientes; en el invierno las habitaciones deben estar moderadamente tibias y aplicarnos baños de agua tibia y al final que esté fresca. La razón es que el exceso de calor hace que los vasos capilares se dilaten y esto a su vez produce más inflamación, pesadez, cansancio y dolor.

Malos hábitos al fumar


Finalmente; hay que evitar los malos hábitos que afectan a las arterias como el fumar; la nicotina y otras sustancias que contienen los cigarrillos producen, a veces, daños irreversibles.
Igualmente, no es bueno abusar de las bebidas alcohólicas y de las comidas en exceso picantes y condimentadas.

Debemos tener especial cuidado con el hígado y los pulmones; no enfermarlos con sustancias nocivas; porque estos órganos también tienen destacada participación para lograr una excelente circulación.